Eres mi cuento número...


Ver una entrada al azar

martes, 25 de octubre de 2011

Rabia contenida.

No puedes más. La tomas con el primero que pase, si es tu madre te enfadas porque no para de vigilarte, porque te trata siempre igual, porque no te deja vivir, porque te amarga... Quieres que se olvide de ti completamente, tener 18 y marcharte de casa de una vez, odias tener que soportar todo lo que pasa, sólo tienes ganas de gritar, gritar, gritar, gritar y gritar. Y quedarte completamente sola, en tu mundo. ¿Por qué te metes en mi vida? Soy lo suficientemente mayor para que te olvides de mí.  Joder, ¿no ves que eres agobiante?


+ DÉJAME EN PAZ, QUE TE ESTÁS VOLVIENDO LOCA!!!!


+A MI NO ME GRITES MALCRIADA, TE CALLAS Y PUNTO. NO LE FALTES EL RESPETO A TU MADRE!!


Pasas ya de todo, te importa lo mínimo en ese momento. Das un portazo, te pones los cascos con la música alta... y empiezas a llorar.
Y entonces te das cuenta, de que sólo tenías rabia contenida. Necesitabas discutir con alguien, necesitabas descargarte. Pero no te das cuenta de una cosa, que tu madre está en el salón viendo la tele y también llora. Ella no ha tenido la culpa de nada, y sin embargo está pasando un mal rato, por tus caprichitos de niña pequeña, por tu egoísmo.

Si te paras a pensar, podías haberlo impedido.



2 comentarios:

  1. esto me ha pasado a mi mil veces y luego te arrepientes de lo que has echo, pero el daño ya está echo... te sigo desde ya, espero que tu también me sigas a mi, un beso!

    ResponderEliminar
  2. Ya,luego te paras a pensar y... pues eso, te sientes fatal.
    Muchas gracias!! Te sigo yo también,un beso.

    ResponderEliminar

Eres mi recuerdo número...