Eres mi cuento número...


Ver una entrada al azar

lunes, 30 de enero de 2012

Delirios de una chica bipolar.

Una mañana cualquiera. Delante de un espejo, observas tu reflejo detenidamente. Haces muecas, tuerces los labios, levantas las cejas, te recoges el pelo con una mano y con la otra te agarras la cadera, suavemente. Tienes las manos muy frías. Es normal, te acabas de despertar y aunque el clima de tu cuidad es generalmente bueno por las mañanas siempre hace frío. Aquí y en Pekín.
Te giras un poco, quizás deberías bajar de peso. Seguro que estarías más guapa y las cosas te sentarían mejor. Te inclinas, y acercas tu cara al cristal. Hasta tal punto que tu nariz lo roza y justo cuando se empieza a empañar, la retiras lentamente. ¿Qué es eso? ¡Granos! Puaj.  
Seguramente estarías mejor con un poco de maquillaje. Enredas tu mano en un mechón de pelo, joder que enredado está. ¿Y si me lo plancho? Qué va, se me hará demasiado tarde. Con una coleta va bien.
Y ahora viene lo peor. El dilema de todas, todas, todas, todas las mañanas. ¿Qué me pongo?
Vamos a ver, una camisa cualquiera, ese pañuelo que tienes un poco apartado... ¡Qué mal! Me quedan fatal. Un momento, creo que esa camisa de ahí me va bien. Bueno da igual unos pantalones vaqueros y las converse blancas que pegan con todo. Te pones los pendientes y te vas, aunque sientes que no te queda bien lo que elegiste para llevar ese día. Te sientes incómoda, no es tu mejor momento. Tienes mucho sueño, ayer no podías concentrarte y estuviste estudiando hasta las tantas. Aunque no es de extrañar, porque últimamente esto ocurre a menudo. 


Respira, aguanta un segundo y respira.
Cierra los ojos y mira.
Muerde la rabia y respira.
La vida, a veces no es justa la vida.
Hoy sólo hay velas caídas.
Mientras te duela, respira conmigo el dolor.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Eres mi recuerdo número...