Eres mi cuento número...


Ver una entrada al azar

jueves, 21 de junio de 2012

He´s broken... More than broken, he´s alone.

Se levanta como cada mañana, se pasa la mano por el pelo y se frota los ojos. Mira a su alrededor. La habitación está en penumbra, la persiana a penas deja que la luz ilumine la estancia. Pensándolo bien, tampoco es necesario. Conoce perfectamente todos los rincones de la casa, ventajas de vivir en un piso. Aunque claro, daría lo que fuera por vivir en algún lugar alejado de la ciudad. Se pasaba horas y horas observando a través del cristal de la ventana trasera. Parecía que se daba cuenta de cada detalle. Algo así como un espía que vigila atentamente a su alrededor. Escudriñándolo todo con sumo cuidado para que ninguna pista se le escape. 
En cambio, esto no era para nada lo que parecía. Si te acercabas a él, podías comprender, a través de la expresión de su cara, que no veía nada. Simplemente era un hombre sentado delante de una ventana, un hombre que esperaba a la felicidad.

500 days of Summer.

+¿Sabes? A veces sueño que vuelo. Al principio voy corriendo muy, muy deprisa... Como si fuera sobrehumana. Y el terreno de repente es muy rocoso y escarpado. Voy tan rápido, que ni siquiera toco el suelo con los pies. Y estoy flotando. Es una sensación increíble.
-Suena maravilloso.
+Me siento libre, y segura. Y entonces me doy cuenta, de que estoy completamente sola.



lunes, 11 de junio de 2012

Escape.

Just quit your job, buy a ticket, get a tan, fall in love and NEVER return.

lunes, 4 de junio de 2012

Love or hate me, this is who I am.

Vale, Puede que sea un manojo de nervios, a veces insegura, que me guste reir, que me invada la indecision, y que me guie por impulsos. Nunca hago caso cuando me lo dicen y tropiezo con la misma piedra no una, sino mil veces. Me lo advierten, pero paso. Prefiero arrepentirme de lo que he hecho y aprender por los errores, que dejarme cosas en el tintero. A los que me fallan, que les follen. Y a los que están ahí... Simplemente gracias.


No podrás imitarme. Es imposible, pues disfruto, vivo, siento e improviso cada momento.



sábado, 2 de junio de 2012

Would you like some coffee?

Una taza de porcelana, la preferida de mamá. Vierte un poco de café sobre ella y sorbe. Quema. Se estremece, pero vuelve a beber. A veces se pregunta cómo le puede gustar ese líquido marrón, amargo y sin consistencia. Ese que te deja los dientes amarillos con el paso del tiempo y un mal sabor de boca.
Es algo extraño, tan extraño como lo que siente por él. Tiene millones de defectos... Y aún así, le gusta. Igual que el café.
¿Será porque son las únicas cosas que le quitan el sueño?



Eres mi recuerdo número...